sábado, 18 de febrero de 2012

4. Concierto de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (17-2-2012): Epílogo


Llegó el día del concierto y como ya esperábamos ha sido muy especial. En primer lugar por compartir con nuestros alumnos del instituto un concierto como este, y en segundo lugar, por lo que también ellos han disfrutado a tenor de los comentarios posteriores y por la expresión de sus caras. Hay pocas experiencias que superen a esta: un grupo de personas conectadas a través de la música. Es como si se abriese una puerta en el tiempo, por la que cabemos todos, y en la que por un instante, el otro tiempo, el de la vida cotidiana, se detiene, y aparece otro tiempo, el de la música, aquel que permite que mil quinientas personas de forma simultánea vivan una experiencia única e irrepetible, que tiene un principio, y también un final, como un intervalo de tiempo, que nos acerca y nos conecta, y que al salir del teatro se tiene la necesidad de comentar, aunque no es fácil contar con palabras algo tan especial. Es la felicidad compartida. La mayor de todas.

La interpretación de la orquesta dirigida por Josep Pons ha sido de gran altura. Todos los miembros de la orquesta han brillado con luz propia. Los vientos, los metales y la cuerda, en estado de gracia y el director, sencillamente excepcional. Su dirección fina, matizada, atenta a que todo suene. La versión transparente, contrastada, casi con relieve. Muy bella interpretación. En suma, un concierto para recordar.

Ahora, si te parece, escribe en la opción de comentarios tu impresión del concierto, de lo que has vivido, de lo que te ha gustado, de lo que no te ha gustado. Tu opinión es muy importante, pues  nos permitirá poder organizarlo mejor la próxima vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada